Una conversación sobre el Valor

Atualizado: 1 de Out de 2018



Este es uno de los temas que más ha llamado mi atención en los últimos tiempos y he decidido escribir una vez más sobre él, sólo que ahora sobre otro punto de vista. Nuestros criterios de elección se dan por valor y eso necesita estar bien sedimentado en su mente al analizar tantos otros hechos y fenómenos que vivimos en su actividad profesional. El valor es algo presente en la gestión de personas, es decir, motivación y liderazgo, pero también en su capacidad para vender sus servicios y generar una imagen fuerte y positiva acerca de usted mismo. Nosotros valoramos y valoramos (ambas palabras derivan de valor) las cosas todo el tiempo. Basado en eso tomamos decisiones, hacemos nuestras interpretaciones y creamos preferencias y conceptos. Por consiguiente, la forma en que vemos y percibimos las cosas determina nuestro futuro, éxito o fracaso. A veces erramos y tomamos decisiones equivocadas, incluso en relaciones personales, simplemente porque creemos equivocado lo que la otra persona está entendiendo como valor o cómo está percibiendo lo que estamos haciendo o diciendo (o no). Desde el punto de vista más profesional, la pregunta es: ¿Qué valoran nuestros clientes, es decir, en qué perciben más valor? Son las percepciones de los clientes sobre valor que rigen las ventas, éxito o fracaso de lo que estamos proponiendo. Para algunos clientes, el hecho de que su consultorio esté muy cerca de la oficina donde el trabajo es percibido como valor, mientras que para otros lo más importante es el hecho de que el profesional se formó en la misma ciudad donde nació, o aún el profesional saber hablar japonés. Identificar lo que su cliente percibe como valor es complejo, pero esencial para saber dónde invertir. Ampliar el efecto para estas cosas que el cliente valoriza y colocar una lente de aumento sobre ellas, fortaleciendo la percepción positiva de estos puntos tiene nombre: eso se llama agregar valor. Nuestro juicio de valor en la clínica viene de: • Como vemos la empresa / marca (clínica);


• Cómo vemos nuestros propios servicios;


• Cómo vemos a nosotros mismos


• Cómo vemos al cliente; • Como vemos el proceso de compra y venta, es decir, el momento de la presentación del plan de tratamiento y la negociación. Este conjunto de valores se refleja en nuestras habilidades de venta, actitudes, creencias, ética, etc. La forma en que actuamos y la intensidad con que hacemos las cosas dependen de esos matices de percepciones, o sea, de cuánto valoramos las cosas, las personas y los hechos que nos rodean. Cada cliente nos evalúa conforme el conjunto de valores que carga, de suerte que lo que es bueno o mal será siempre relativo. Cuanto mayor sea su capacidad (profesional) de percibir y descifrar el conjunto de valores del cliente, mayores serán las posibilidades de éxito y fidelización. Resalto aquí un punto importante: buena parte del juicio que los clientes hacen sobre usted se hace durante la primera vez que él ve usted y que interactúa con su equipo. El proceso continúa en la proporción que usted se va relacionando con él y presentando posibilidades de tratamientos, propuestas, discute técnicas, etc. La relación va, por lo tanto, dando dirección a las percepciones iniciales. Por consiguiente, la forma en que se presenta en Internet interfiere en estas percepciones. Todo su material de comunicación impreso también, un gran motivo para jamás exagerar o mentir en autoinformes. La percepción de valor influye en la aceptación y la percepción del precio. Además, su reputación también estará en juego, y eso es aún más valioso, ¿verdad? Así que dejo otra sugerencia: busque su nombre en Google para tratar de averiguar cómo usted y su clínica aparecen. ¿Qué imagen está pasando? ¿Qué los clientes ven al buscar su nombre? ¿Cuál es la primera imagen que está pasando? ¿Esta imagen está en consonancia con lo que me gustaría? Creer, los clientes hacen esta investigación y crean personajes a su respecto por cuenta de ello. A continuación, una imagen profesional positiva en medios electrónicos (redes sociales), cuidando para ser evaluado como alguien de éxito y con actitudes dignas de ser juzgadas como "valor" por sus clientes potenciales y actuales. Valorize-se!

P.S. Artigo escrito em 22/08/2012 por Plínio Tomaz

#valor #profissional #dentista

0 visualização
bandeira-da-espanha-2000px.png
2000px-Flag_of_Brazil.svg.png

Rua Urano, 195 - Aclimação

São Paulo-SP

+55 (11) 3151-3700 | 3129-8919

+55 (11) 95551-3463 - WhatsApp

Copyright by ® GRUPO TOMAZ

2018