Cantidad x Calidad

Atualizado: 3 de Out de 2018


Es muy interesante observar cómo muchos colegas todavía tienen la idea fija de que la cantidad es inversamente proporcional a la calidad, o sea, cuanto más personas son atendidas y más procedimientos se hacen en el mismo período de tiempo, peor será la calidad. ¿Será una verdad? No necesariamente.

Para iniciar la conversación, cabe una discusión, casi filosófica, sobre lo que es "calidad".



Suponga que usted es un odontopediatra. Desde el punto de vista de su paciente, la calidad puede ser una atención "alegre" y sin dolor. Para los padres, calidad puede ser, por ejemplo, la aceptación del tratamiento y del profesional por el hijo, tener los procedimientos correcta y previamente explicados a los padres, etc. Para el convenio (pagador del servicio) calidad puede ser la eficacia del procedimiento dentro de los plazos de no repetición contratados, precio bajo, etc. Para usted, profesional, calidad puede ser otra cosa radicalmente diferente de todas las demás.



Por lo tanto, vemos que la calidad es un concepto subjetivo. En realidad, es un juicio que una persona hace sobre algo, basado en sus expectativas, su conocimiento previo sobre el asunto y sus valores personales, traídos de su familia y de su comunidad. Pero independientemente de eso, y para no complicar demasiado esa conversación, vamos a considerar que estamos llamando "calidad" a la realización de procedimientos odontológicos dentro de la más pura técnica académica y patrones científicamente aceptables y recomendables.



Así como en cualquier profesión, la odontología también presenta diversos tipos de prestadores de servicio: hay aquellos que velan por la extrema calidad, descuidando todos los aspectos gerenciales, humanos y económicos del tratamiento. Hay también aquellos que, por otro lado, sólo objetivan la cantidad, olvidando los criterios técnicos y los pasos necesarios y recomendados para el éxito duradero del tratamiento. Ambos están igualmente equivocados y están condenados al fracaso a largo plazo. Pero hay todavía aquellos que saben velar por la calidad y obtener una cantidad suficientemente grande para que presente buenos resultados, principalmente financieros.



Cuando se hace el máximo de procedimientos posibles, y con calidad aceptable, en un menor número de tiempo, damos el nombre de productividad. Todos sabemos que en una "línea de producción", cuanto más productos se hacen en el mismo período, más barato se pueden vender y, por lo tanto, más gente podrá comprar, aumentando los beneficios. Con mejor productividad, se puede también optar por mantener el precio y reducir el costo unitario, lo que también significa mayor ganancia. Vale para productos, vale para servicios.



En el consultorio odontológico, los costos fijos deben ser prorrateados por el tiempo que usted gasta en cada procedimiento. Por ejemplo, si usted tiene un costo fijo (alquiler, salario de empleados, agua, luz, IPTU, etc) de R $ 2.000,00 y toma 45 minutos para hacer una restauración de amalgama y tiene una jornada diaria de 8 horas, trabajando de 2 a 6, cada vez que haga tal procedimiento tendrá un costo de R $ 9,37. Este valor necesita necesariamente ser repasado para el precio. Sin embargo, al reducir ese tiempo a 20 minutos, su costo fijo proporcional a este procedimiento será de apenas R $ 4,17.



Una vez más, recordamos que, una vez obtenida esa productividad, usted tendrá dos opciones: bajar los precios para ganar volumen o apenas mantener el precio, pues habrá aumentado el margen de ganancia, como procuramos demostrar arriba.



Con este tipo de información en mente, usted puede conducir mejor y administrar su consultorio, incluso a la hora de saber dónde invertir el suyo, ya escaso, dinero.



Mejorar la productividad no es sólo hacer más cosas en menos tiempo, pero también es desperdiciar menos material, optimizar las compras en lotes económicos, actuar sobre la ergonomía y sobre los flujos internos de personas en el consultorio y de documentos externos, por ejemplo. ¿Qué puede traerle mayor agilidad en hacer los procedimientos? ¿Mayor agilidad en recibir los honorarios, en evitar repeticiones, en evitar desperdicios? En otras palabras, usted debe buscar ser más productivo no sólo en la actitud clínica, sino en todas las actividades que involucran un consultorio.



Vendedores de productos odontológicos tratar de convencerte que si usted compra este o aquel producto, material o equipo, usted tendrá más pacientes, etc, etc. Pero lo que usted necesita ponderar es cuánto ese producto ofrecido le traerá en capacidad de producir más y ser más eficaz, sin perder la calidad (si es posible mejorando) y sin perder el contacto humano.



De esta forma, tomar medidas para aumentar la productividad son siempre bienvenidas, siempre y cuando usted no pierda de vista los estándares técnicos de cada servicio prestado.



Las herramientas de la administración y del marketing, cuando bien y seriamente aplicadas a la odontología, traen resultados sorprendentes. Son testigos de todos aquellos que ya solicitaron ayuda de profesionales de administración / marketing orientados al área de la salud. Es gratificante ver que esfuerzos bien aplicados se transforman en mejor retorno financiero, mayor calidad de vida e incluso reconocimiento profesional. En otras palabras: éxito. Busque romper viejos mitos y pase a invertir en lo que le puede traer productividad con calidad. Piense en ello cuando vaya a decidir por la compra de un nuevo equipo, instrumental, o incluso cuando vaya a hacer algún curso o reformar el consultorio. ¿Es realmente necesario? ¿Va a ayudar a producir más en menos tiempo? ¿Va a ayudar a organizar mejor las actividades diarias? ¿Va a reducir los costos fijos y variables a corto, mediano o largo plazo?



Usted se sorprenderá con su propia capacidad cuando aprender a "apretar los botones correctos".


#quantidade #qualidade #serviços #produto #gestão

0 visualização
bandeira-da-espanha-2000px.png
2000px-Flag_of_Brazil.svg.png

Rua Urano, 195 - Aclimação

São Paulo-SP

+55 (11) 3151-3700 | 3129-8919

+55 (11) 95551-3463 - WhatsApp

Copyright by ® GRUPO TOMAZ

2018